Diario del Cesar
Defiende la región

Van 1.380 muertos y 63.851 afectados por el ´virus asesino´

28

El número de muertos por coronavirus en China llegó a 1.380 en China, mientras que se confirmó que 63.851 personas más fueron afectadas por el virus mortal, señalaron funcionarios de salud.

Las autoridades informaron que se registraron 121 muertes este jueves y 5.090 nuevos casos de infección del virus, conocido oficialmente como COVID-19, informó la agencia de noticias china Xinhua.

La Comisión Nacional de Salud de China dijo que la mayoría de las muertes ocurrieron en la provincia de Hubei. La nueva enfermedad se originó en Wuhan, capital de Hubei, en diciembre pasado.

Los informes indican que unos 10.204 pacientes se encuentran en estado grave y que más de 6.723 pacientes se recuperaron después del tratamiento.

Hasta el momento solo tres personas han muerto por el virus fuera de China continental: una en Hong Kong, otra Filipinas y la última en Japón.

Se ha informado de un total de 505 casos de COVID-19 en todo el mundo a medida que el virus se propagó a más de 20 países, incluidos EEUU, Reino Unido, Australia y Canadá.

Se dice que el virus se transmitió a los humanos de los animales, particularmente los murciélagos.

Muchos Estados evacuaron a sus ciudadanos de las áreas afectadas de China para luego ponerlos en atención médica aislada.

La Organización Mundial de la Salud declaró el brote como una emergencia sanitaria internacional.

HOSPITALES DE 2.500 CAMAS EN WUHAN

Los chinos construyeron dos hospitales en Wuhan con una capacidad combinada de 2.500 camas. Uno de ellos, el Hospital Huoshenshan, se completó en solo 10 días.

Los equipos médicos están haciendo visitas puerta a puerta para garantizar que ningún paciente quede desatendido. Al menos 11 hospitales móviles están trabajando para tratar a pacientes que dan positivo para el virus pero no muestran síntomas graves, dijeron las autoridades chinas.

El personal médico se afeita la cabeza para evitar la propagación del virus

Pekín llevó al menos a 11.000 miembros del personal médico, además del personal de las Fuerzas Armadas a la provincia de Hubei para tratar a los pacientes.

Muchas mujeres del personal médico que trabajan en Wuhan se afeitaron el cabello para evitar infecciones y ahorrar tiempo al usar y quitarse los trajes de protección.

También se estableció un laboratorio especial en Wuhan para llevar a cabo 10.000 pruebas de infección diarias para acelerar los diagnósticos.