Diario del Cesar
Defiende la región

 Habilitan paso vehicular en la avenida La Popa-Don Alberto

59

Con la apertura de este tramo de la avenida, se entregan a Valledupar 500 metros lineales rehabilitados y más de 3.200 metros cúbicos de nuevos espacios públicos para el disfrute de los ciudadanos.

Después de cuatro meses y tras ser rehabilitada, se dio apertura al tramo de la avenida la Popa-Don Alberto, en Valledupar. La entrega formal de la obra se realizará el próximo 1 de noviembre, en un evento presidido por  la Gobernación del Cesar, la Alcaldía Municipal y el Siva.

Con la apertura del tramo mejora la movilidad no solo de este sector de la ciudad, sino que al ser considerada una arteria vial significativa permitirá que se siga avanzando en la implementación del SETP en Valledupar.

Esta vía de acceso cuyo tránsito fue reactivado, consta de 500 metros lineales de pavimento en concreto rígido, 3.200 metros cúbicos de espacio público, completamente señalizada y con 20 nuevos árboles sembrados; además se diseñó y construyó un nuevo puente con una mayor capacidad hidráulica, se instalaron colectores pluviales que permitirán que drene el agua y no quede acumulada sobre la vía.

El secretario de Tránsito, Víctor Arisméndiz, expresó que “con este importante acceso, se trabaja en mejorar la vía que conduce al corregimiento La Mesa y barrios aledaños de las comunas 4 y 5; hoy vemos una nueva infraestructura con manejo de alcantarillado,  andenes, bordillos y señalizaciones, que pasa a desembotellar y aliviar las necesidades de este importante sector”.

Asimismo, Arisméndiz anunció próximas inversiones semafóricas en este sector, para aliviar  la congestión vehicular producto del crecimiento de la ciudad.

Este sector de Valledupar se encontraba en total deterioro, sin andenes, con un significativo tránsito vehicular y con afectaciones por las lluvias que dejaban sin acceso a los barrios de la comuna 4 y 5 cuya vía fácil es por la avenida La Popa.

Cabe destacar que en el acto de apertura, el secretario de tránsito Víctor Arisméndiz junto con la comunidad retiraron las balizas y mallas de seguridad que encerraron durante cuatro meses que se ejecutó la obra.