Diario del Cesar
Defiende la región

Estancamiento o rebote

82

Después del repunte del crecimiento de la economía en el 2018 con respecto al año anterior, al registrar un crecimiento de 2.7%, 1.3 puntos porcentuales más alto, se auguraba que el mismo se sostendría y de allí que se plantearan metas mucho más elevadas de crecimiento del PIB para el 2019. El vaticinio de Fedesarrollo rondaba el 3.3% y el del Banco de la República 3.5%. Entre tanto, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, le apostó a una meta del 3.6%.

Pues bien, el pasado 13 de mayo el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, reveló la esperada cifra del crecimiento del PIB en el primer trimestre de 2019 y no fue nada alentadora. Según el reporte del DANE el crecimiento del PIB arrancó con un modesto 2.77% anual, por debajo de las expectativas del mercado del 3% y de las del Banco de la República del 3.2%. Este resultado tuvo distintas lecturas. Para el ministro Carrasquilla, “la economía está dando claras evidencias de rebote; las cifras así lo demuestran y esa dinámica será más importante a medida que pasen los días, los meses y los trimestres”.

Mientras el ministro Carrasquilla sostiene que está “totalmente convencido, que esta economía va a crecer al 3.6% sin mucho problema”, hay voces autorizadas que discrepan de sus apreciaciones, empezando por el gerente del Banco Emisor.

Según este, “la economía colombiana está estancada y la cifra del crecimiento del último trimestre fue bastante malo”, tanto más en cuanto que el crecimiento real del primer trimestre, como lo delató el gerente no fue de 2.77%, como se dijo, sino del 2.29%, cifra esta que nos aleja aún más de la meta del ministro Carrasquilla del 6% para el año entero. Para alcanzarla, el crecimiento del PIB tendría que remontar el 4.3% en los próximos tres trimestres, lo cual resulta improbable.

Cabe preguntarse en dónde estriba la diferencia de las cifras de crecimiento del PIB, siendo que ambas tienen la misma fuente, el DANE. Lo que ocurre es que mientras el crecimiento del PIB del 2.77% son un fiel reflejo de lo qué pasó en el trimestre, lo cual permite analizar el comportamiento de la coyuntura, el crecimiento del 2.29, es la misma anterior pero ajustada, corrigiendo el efecto estacional y de calendario y da cuenta de la evolución subyacente de las series y su utilidad es mayor a la hora de hacer el análisis del ciclo y establecer las tendencias. Por ello, al comparar las cifras desestacionalizadas del primer trimestre de este año (2.29%) con el trimestre anterior (2.74 %) y con el primer trimestre del año pasado (2.6%), se llega fácilmente a la conclusión que la economía sí está estancada, no hay tal que “la economía está alzando vuelo”, como afirmó el ministro Carrasquilla. Ministro, los datos expuestos por el gerente del Banco no son “una mala foto dentro de una buena película”. Es al revés, ¡aterrice!

*ExMinistro de Estado. *Miembro de Número de la ACCE