Diario del Cesar
Defiende la región

Cáncer de próstata acabó con la vida de 65 pacientes en el Cesar

172

POR

NIBALDO

BUSTAMANTE

DE LA CRUZ

Datos suministrados por la Secretaría de Salud Departamental revelaron que en 2018, al menos 118 personas fueron diagnosticadas con cáncer de próstata, 65 de ellas murieron a causa de esa afección.

El mismo informe reveló que en las diferentes entidades de salud atendieron 129 consultas, incluso este tipo de cáncer ocupa el primer lugar en los índices de mortalidad en los hombres.

Las cifras fueron entregadas ayer en el marco del Día Mundial del Cáncer de Próstata, enfermedad que padecen 200 de cada 100.000 personas en el mundo anualmente.

El cáncer de próstata es el crecimiento maligno de la glándula prostática. En fases avanzadas las células cancerosas se diseminan a sitios distantes a través de los vasos linfáticos y sanguíneos con la capacidad de invadir otros órganos.

Es el más común en los hombres, su aparición está directamente relacionada con la edad; a mayor edad, mayor riesgo de padecer este cáncer. En nuestro país, uno de cada tres hombres mayores de 50 años tiene este cáncer.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud –OMS- más de 12.000 casos de cáncer de próstata se presentan en Colombia anualmente; más de 3.100 fueron las muertes por esta afección.

La incidencia de este tipo de tumor ha aumentado, y entre 2016 y 2017 fue el segundo cáncer más frecuente en la población en general, luego del de mama. La incidencia de la enfermedad empieza a los 60 y tiene su pico a los 75 años. Aquellos con historia familiar y ascendencia africana tienen mayor riesgo, según un informe de la Cuenta de Alto Costo.

 

LOS SÍNTOMAS

 

Dentro de los síntomas más comunes debido a la presencia del tumor, el paciente puede sentir urgencia por orinar con bastante frecuencia, disminución del calibre del chorro, dolor y dificultad para orinar,  sangre en la orina o en el semen, dolor bajito y dificultada para lograr la erección. Aunque no se conoce una causa exacta, se ha evidenciado que los hombres mayores de 50 años, con antecedentes familiares en primer y segundo grado de consanguinidad, es decir abuelos, padres, hermanos que hayan padecido esta enfermedad, tienen un mayor riesgo de presentarla”.

Según los expertos este tipo de cáncer se detecta a través de dos tamizajes: el tacto rectal y la determinación del antígeno específico de próstata que se realiza por medio de un análisis de sangre, que son las dos principales pruebas para determinar alguna alteración. Pero el diagnóstico definitivo de la enfermedad se realiza a través de un examen microscópico de una muestra de tejido tomado mediante una biopsia.

Se recomienda iniciar los controles a partir de los 50 años, por medio de uno de los tamizajes anteriormente mencionados. No obstante, si se tiene algún antecedente familiar y que presenten signos de alarma sin importar la edad, debe acudir al especialista para solicitar el respectivo examen.