Diario del Cesar
Defiende la región

Violencia contra la mujer en el 92% proviene de sus parejas

167

Bajo las consignas ‘Ni una más’ y ‘exigimos justicia no más feminicidios’, las mujeres de Valledupar marcharon ayer para solicitar respuesta oficial al crimen de Ilina Guerra Solera, quien fuera asesinada el pasado 3 de mayo cuando se dirigía a su casa luego de asistir al gimnasio en compañía de su mamá

La violencia contra la mujer-especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual- constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos hacia las féminas. Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Forensis, aproximadamente el 92% de las denuncias en el Cesar corresponden a la violencia contra la mujer por parte de sus parejas.

La información fue corroborada por Angélica Arias, psicóloga de la Red Párala Ya, Nada Justifica la Violencia contra las Mujeres, quien agregó que según el reporte, en el Cesar se observa además que el 85 por ciento de los casos denunciados de delitos contra la integridad sexual también es contra mujeres y la tasa de feminicidios continúa en aumento.

Desde el 2012 hasta ahora se han registrado alrededor de 35 casos de feminicidio, en los cuales se incluyen crímenes contra menores de edad, precedidos de violencia sexual, explicó.

En el 2019 cuatro casos de feminicidio se han registrado en el departamento, por lo que es un fenómeno bien complejo que amerita el seguimiento de instituciones y autoridades, expresó Arias.

“Toda violencia contra la mujer va ligada a las relaciones de familia. Los espacios donde conviven tienen mucha influencia en las condiciones a las que son sometidas. Sin embargo, hoy día muchas conocen de sus derechos y el problema está siendo abordado por las organizaciones que salen en defensa del género”.

 

MARCHARON EN VALLEDUPAR

 

Bajo las consignas ‘Ni una más’ y ‘exigimos justicia no más feminicidios’, las mujeres de Valledupar marcharon ayer para solicitar respuesta oficial al crimen de Ilina Guerra Solera, quien fuera asesinada el pasado 3 de mayo cuando se dirigía a su casa luego de asistir al gimnasio en compañía de su mamá.

El recorrido se inició en el parque Los Cortijos, y aunque la actividad no tuvo mucha concurrencia, unas 50 féminas, vestidas con camiseta blanca, caminaron hasta los predios de la Gobernación para llamar la atención de las autoridades y demostrar que este género exige respeto a sus derechos.

Thais Díaz, presidenta del Consejo Consultivo de Mujeres del municipio de Valledupar, manifestó que a viva voz las féminas piden atención a las autoridades. Hasta ahora hay cuatro familias sumergidas en el dolor y no hay respuestas concretas.

Díaz destacó la necesidad de sensibilizar a la población, ayudar a las afectadas a romper el silencio y denunciar sin miedo, ya que el feminicidio es la consecuencia de conductas anteriores que al ser atendidas pueden evitar mucho dolor.

“En estos momentos no sólo marchamos para exigir justicia por la muerte de Ilina, sino para que esta población reciba orientación a la hora de ser víctimas de algún maltrato”, finalizó.

María Carolina Sánchez, una de las participantes de la marcha, dijo: “es necesario que nos tomen en cuenta, estamos pidiendo auxilio porque cada día somos más las afectadas por la violencia sexual, doméstica, laboral y de pareja”.

Gloria Ovalles, concejal del municipio, también se hizo eco de este problema y junto al resto de la población femenina solicitó orientación para evitar otros episodios de violencia. Reiteró que es necesario que la mujer no se quede en el silencio, que salga a defender sus derechos y exigir protección para evitar formar parte de las cifras de agresión contra este género.