Diario del Cesar
Defiende la región

Gobierno trabajará con Fiscalía para esclarecer asesinato de Wilson Saavedra

38

El Gobierno anunció que trabajará conjuntamente con la Fiscalía para dar con los responsables del asesinato de Jorge Enrique Corredor, conocido como Wilson Saavedra, exintegrante del Comando Central de la extinta guerrilla de las Farc, quien fue asesinado este martes en Tuluá, Valle del Cauca.

“La seguridad de los excombatientes comprometidos con su proceso de reincorporación es una prioridad para todas las entidades del Estado. El Gobierno condena cualquier ataque contra quienes están comprometidos con la paz”, comunicaron las oficinas del Ministerio del Interior, del Comisionado para la Paz y de la Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación.

Según señalaron, los mecanismos para garantizar la seguridad de los excombatientes seguirán siendo fortalecidos y habrá cumplimientos con los compromisos derivados de la implementación de los acuerdos de paz.

Con el homicidio de Saavedra ya son dos los exintegrantes de la extinta guerrilla de las FARC que mueren en hechos violentos esta semana. El pasado domingo, en Guaviare, asesinaron a Giovanny Murillas, crimen del que aún no se tienen

La declaración conjunta se conoce después de varios pronunciamientos de integrantes de ese partido que reclaman acciones más efectivas para salvaguardar la vida de los excombatientes. Pastor Alape escribió desde su cuenta de Twitter “el asesinato de Jorge Enrique Corredor (Wilson Saavedra), excomandante de FARC, es un grave hecho de desestabilización del proceso de paz. El Gobierno Nacional es el responsable de este crimen”.

Victoria Sandino, por su parte, señaló desde esta misma red social que “la situación de seguridad de quienes firmamos la paz es cada vez más crítica y el Gobierno Nacional no muestra ninguna voluntad para resolverla. Necesitamos respuestas”.

Corredor, quien lideraba una cooperativa de excombatientes, según las primeras versiones, estaba en un punto conocido como Rancho Panorama en Tuluá  cuando fue atacado a tiros por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta.

BOGOTÁ (Colprensa)